TECHOS

Los falsos techos son una gran solución para mejorar las propiedades acústicas y térmicas de una estancia, así como un excelente sistema para ocultar las instalaciones ofreciendo distintas tipologías para dar rienda suelta a su imaginación.
Existen dos grandes tipos de falsos techos, los continuos o fijos y los modulares o desmontables. Estos últimos, generalmente, están disponibles con perfilería vista, semioculta y oculta.

CONTINUO DE YESO LAMINADO

Este sistema de techo consta de una estructura auxiliar metálica a la que se fijan placas de yeso laminado. Existen placas con distintas características técnicas para adaptarse adecuadamente a las necesidades de la estancia.

CONTINUO DE YESO CON FIBRAS

Techo con novedosa placa de yeso reforzado con fibras anclado a una estructura metálica auxiliar. Es un sistema análogo al de placa de yeso laminado disponiendo también de placas con distintas características técnicas para adaptarse a las particularidades de la estancia.

CONTINUO DE ESCAYOLA

Es el clásico falso techo continuo de escayola suspendido del forjado mediante pasta de escayola y fibras vegetales.

MODULAR DE ESCAYOLA

Son techos registrables con placas de escayola lisas o perforadas y decoradas.

MODULAR DE ALUMINIO

Techo de aluminio disponible en modelo bandeja o tablilla. Disponible en distintos colores e incluso decorados que imitan maderas.

MODULARES TRASLÚCIDOS

Estos techos están compuestos por placas de metacrilato en gran variedad de colores que permiten una forma original de iluminación.

MODULARES DE MADERA

Techos con placa de madera melaminada con diferentes acabados, elegantes y confortables.

MODULAR DE VIRUTAS

Techo compuesto por paneles de fibras de madera entrelazadas de apariencia natural en distintas texturas y colores.

MODULARES DE FIBRA MINERAL

Techo compuesto por placas de fibra mineral, disponible catálogo de placas con distintas acabados decorativos. Estas placas destacan por sus propiedades acústicas y su ligereza.